Tel. +57 (5) 3672683 – (5) 3737240 Cel. 315 7278886 Barranquilla-Colombia

    NEUMOLOGIA PEDIATRICA

    Subespecialidad de la Pediatría responsable de resolver los padecimientos pulmonares.

    La tos en los niños

    En época de lluvia es muy frecuente encontrar muchos niños tosiendo, en especial los menores de tres años. Esto obedece a el incremento de las infecciones respiratorias virales (gripas) en los niños en la época de ingreso al colegio y el invierno. Estas infecciones virales aumentan la producción de moco en las vías aéreas (bronquios), y la tos se produce para tratar de expulsar las secreciones (moco) que se acumula en su interior, de por si es un mecanismo de defensa para tratar de limpiar estos bronquios. Sin embargo, en ocasiones, se constituye en un síntoma muy molesto y angustiante.

    Los virus que producen estas gripas son agentes infecciosos microscópicos que entran a las células del aparato respiratorio y lo inflaman (aumentan la cantidad de moco) y de esta forma inducen la tos en los niños, los virus no son destruidos por los antibióticos, por lo tanto estos no se deben usar para tratar las infecciones virales. Para el manejo de la tos asociada a estas infecciones no se recomienda el uso de antitusígenos (medicamentos que eliminan la tos) sino medicamentos que dilatan el bronquio (broncodilatadores como el salbutamol) y facilitan la eliminación del moco, los cuales hoy en día se recomiendan administrar en forma de inhaladores (bomba o puff) ya que este es un sistema mucho más seguro que los jarabes, pues utiliza dosis mucho menores del medicamento y tiene solo acción a nivel local de la vía aérea, y no en todo el organismo como sucede con un medicamento administrado por vía oral, el utilizar medicamentos en inhalador en un niño no implica que el niño sea asmático, ni que se va a volver dependiente del medicamento para futuros episodios, estas son falsas creencias.

    Hoy en día se ha demostrado a nivel mundial, en las principales publicaciones científicas en pediatría y en los congresos internacionales de enfermedades respiratorias que es mucho más seguro y efectivo utilizar medicamentos en inhalador en niños, que el uso de micronebulizaciones (terapias) o de los jarabes para la tos.

    También se insiste en medidas básicas como un buen aporte de alimentos y líquidos, buena limpieza de la nariz con solución salina, control de fiebres y estar atentos de la frecuencia al respirar o color morado de la piel, ya estas infecciones virales respiratorias se pueden complicar con una neumonía (pus dentro del pulmón) u otras infecciones más severas.

    Para proteger al niño de que adquiera las infecciones virales se recomienda el lavado frecuente de manos, evitar el contacto con otros niños o adultos con gripa, no exponer al niño al humo del cigarrillo u otros irritantes de los bronquios que lo hacen más susceptible de adquirir infecciones virales.

    En cuanto vacunas para protegerse de estas infecciones respiratorias virales desafortunadamente solo contamos en la actualidad con la vacuna del virus de la influenza, el cual produce infecciones respiratorias frecuentes y severas, estas vacunas (mal llamadas vacuna de la gripa) hoy en día se recomienda administrar cada año sin embargo no contamos con vacunas contra otros virus (como el sincitial respiratorio, rinovirus, parainfluenza, y muchos otros) que también producen este tipo de infecciones y para los cuales no protege la vacuna de la influenza, por eso algunas personas piensan erróneamente que la vacuna no fue efectiva porque se vacunaron contra la influenza y al poco tiempo desarrollaron una gripa (lógicamente producida por un virus diferente).

    Como señalé anteriormente usualmente estos cuadros de tos recurrentes en los niños pequeños, son desencadenados por infecciones virales, entonces no se justifican medida extremas y traumáticas para un niño, como evitar tomar alimentos , evitar ejercicios, retirar todos los peluches y mascotas, ya que con frecuencia estos no son los factores desencadenantes de la tos en la mayoria de los niños.

     

    DECÁLOGO DE LA TOS

    1. La tos es un mecanismo de defensa del aparato respiratorio. Está destinada a eliminar secreciones y cuerpos extraños para mantener la vía aérea limpia y abierta.
    2. La causa más frecuente de tos aguda son las infecciones de las vías respiratorias superiores (los catarros). Los catarros son producidos por centenares de virus diferentes. Se resuelven sin medicación de una o dos semanas.
    3. La tos aguda no debe tratarse con calmantes de la tos, mucolíticos, expectorantes, antihistamínicos o descongestivos nasales, especialmente en menores de seis años. En niños no está demostrado que estos medicamentos sean eficaces para el tratamiento de la tos y los riegos superan a los posibles beneficios. Si se usan, siempre deben estar bajo control médico
    4. Si se quitara la tos habría más retención de mocos, menos oxigenación y más obstrucción de la vía aérea. También habría más riesgo de otitis y neumonía.
    5. Los antibióticos no son eficaces en el tratamiento de los catarros y están contraindicados.
    6. Es muy importante que el niño con catarro este bien hidratado. Hay que darle líquidos con frecuencia.
    7. También se recomienda hacer lavados nasales y humidificar al ambiente.
    8. Hay que evitar la exposición al humo del tabaco. No se debe fumar en casa.
    9. Medidas sencillas como el lavado de manos disminuyen el riesgo de contagio.
    10. Conviene vigilar y consultar con el pediatra si aparece:
    • Dificultad para respirar (se marcan las costillas y se hunde el esternón, se oyen pitos cuando respira, respiración muy rápida, agitada etc.)
    • Fiebre que dura más de tres días
    • Dolor de oídos o supuración
    • Tos y mocos durante más de 10-15 días.